Blog

Blog

Mejor nutrición para una piel saludable

Lcda. Glorivette González
Dietista Clínica
Hospital Auxilio Mutuo

El estado de la piel está directamente relacionado a nuestra alimentación. Cuando llevamos una alimentación balanceada, proveemos los nutrientes necesarios para que la piel mantenga su elasticidad e hidratación, la regeneración de las células que ayuda a retardar los signos del envejecimiento y de los daños causados por la exposición a los rayos solares. Incluso, condiciones de la piel como lo son el acné, piel seca, rosácea, entre otras pueden mejorar si se hacen pequeños cambios el nuestra alimentación.

Los nutrientes que contribuyen a mantener una piel saludable son las vitaminas A, C, E, los ácidos grasos omega-3, minerales como el zinc, el selenio y cobre, los antioxidantes y el agua.

  • La vitamina A promueve la renovación de las células de la piel y reduce la actividad de las glándulas sebáceas por lo que previene que se tapen los poros que es una de las causas del acné.
  • La vitamina C es un componente fundamental para la formación del colágeno, que es la proteína que le da estructura a la piel lo cual mejora el proceso de cicatrización de heridas. Actúa como antioxidante, lo que ayuda a retrasar la aparición de arrugas, líneas de expresión y a prevenir los daños que pueden causar los rayos solares.
  • La Vitamina E también actúa como antioxidante y se le atribuyen propiedades anti-inflamatorias que mejoran la apariencia de la piel en caso de heridas y quemaduras, entre otras.
  • Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para mantener la membrana de las células, que es la barrera que se encarga de proteger y controlar el paso de sustancias hacia adentro o fuera de la misma.De esta manera, ayuda a que las células de la piel retengan mejor la humedad y la piel se vea más suave y firme.
  • El zinc ayuda a controlar la producción de grasa en la piel ayudando en la prevención y/o tratamiento del acné. También, ayuda en la cicatrización de heridas debido a su función en la formación de proteínas.
  • El selenio actúa como antioxidante, al igual que las vitaminas C y E, previene los daños de los rayos solares y de los radicales libres (moléculas que causan daño a las células).
  • El cobre ayuda en la producción de elastina, que es la proteína que se encarga de darle elasticidad y firmeza a la piel.
  • Los antioxidantes (beta-caroteno, licopeno, etc.) detienen las reacciones de oxidación que son iniciadas por los radicales libres, minimizando la aparición de líneas de expresión, arrugas e inflamación de la piel.
  • El agua ayuda a mantener la piel hidratada de forma que se ve más suave y firme. También es vital para el transporte de muchos nutrientes hacia las células y para sacar los productos de desecho fuera de ellas.

Entre los alimentos más indicados para suplir los estos nutrientes, los vegetales y frutas son las principales fuentes de antioxidantes, vitamina C, A y E. También son excelentes fuentes de fibra y son bajos en calorías. Por otra parte, el chocolate oscuro, aceite de coco, salmón y las semillas son buenas fuentes de zinc, cobre, selenio, omega-3 y antioxidantes. Sin embargo, hay que consumirlos en cantidades adecuadas ya que son alimentos más densos en calorías y pueden causar aumento de peso si se consumen en exceso.

Muchos alimentos comunes de la dieta puertorriqueña contienen los nutrientes necesarios para una buena salud de la piel. Algunos de estos son:

  • Vitamina A: Mangó, batata, lechuga romana
  • Vitamina C: Tomate, guayaba, brócoli, china
  • Vitamina E: Aguacate, aceitunas, calabaza
  • Zinc, selenio, cobre: Habichuelas y granos, setas, carne magra de cerdo y res, aves, mariscos

La autora es Dietista Clínica
Departamento de Nutrición
Hospital Auxilio Mutuo
787-758-2000 ext. 3195/ 1166

« Regresar